Historia

La Diócesis de Sudamérica de la Iglesia Ortodoxa Rusa en el Extranjero (en ruso: Южно-Американская епархия), abarca las parroquias Ortodoxa Rusas ubicadas en Argentina, Brasil, Chile, Paraguay, Uruguay y Venezuela, que se encuentran bajo la ROCOR, y fue formada tras la fusión, en la primera mitad de la década de 1990, de las distintas diócesis rusas que existieron en Sudamérica durante el siglo XX.

La Iglesia de la Virgen del Manto Protector en Asunción, Paraguay

La primera iglesia Ortodoxa que existió en Sudamérica fue la Catedral de la Santísima Trinidad, ubicada en el barrio de San Telmo, en Buenos Aires, que fue inaugurada en 1901, la cual reunía a Ortodoxos de diversas nacionalidades, quienes previamente se habían dirigido al Emperador de Rusia para solicitar servicios religiosos Cristiano-Ortodoxos en la región. Su primer superior fue el Protopresbítero Constantino Izrastzoff (+1953).

Tras la Revolución Bolchevique, las comunidades rusas de Sudamérica, al igual que en otras partes del mundo, quedaron bajo la autoridad eclesiástica del Sínodo de Obispos de la Iglesia Ortodoxa Rusa en el Extranjero, con sede en Sremski Karlovci, Reino de Yugoslavia, institución que designó al primer obispo ruso en Sudamérica, y el segundo Ortodoxo en la región, en la persona del Arzobispo Teodosio (Samoilovich) de San Pablo y Brasil, en 1934, el cual tenía jurisdicción sobre toda Sudamérica excepto Argentina, donde administraba el Protopresbítero Constantino Izrastzoff. Nacieron así comunidades eclesiales como la Iglesia de la Protección de la Virgen en Asunción (1924),​ la Iglesia de la Santísima Virgen de Kazán de Santiago de Chile (1933), la Iglesia de San Nicolás en San Pablo (1939), la Catedral de San Nicolás en Caracas (1950), la Iglesia de la Santísima Trinidad en Lima (1953) y otras.

Arzobispo Leonty de Chile, con el Ícono de Kursk, monjas y personalidades

El Arzobispo Leonty de Chile, junto al Ícono de Kursk, clero, monjas y personalidades, en El Arrayán, Provincia de Santiago de Chile, hacia 1968

Con los años, el Sínodo de Obispos creó en Sudamérica las Diócesis de Chile y Perú (1952), Caracas y Venezuela (1957) y Buenos Aires, Argentina y Paraguay, las que junto con la Diócesis de Brasil fueron el vivo testimonio del florecimiento de la diócesis en América del Sur. mientras que de forma paralela, en 1946, el Patriarcado de Moscú fundó la Diócesis de Argentina y Sudamérica. Las cuatro estructuras eclesiásticas existentes fueron unidas en la década de 1990 en una sola diócesis, llamada de “Buenos Aires y Sudamérica”, bajo los Obispos Juan (Legky) y Alejandro (Mileant); este último alcanzó mucha notoriedad por los llamados “panfletos misioneros” editados en ruso, ingles, español y portugués y publicados en su página web personal, quedando así su nombre asociado para siempre con el impulso de la actividad pastoral y misionera.

A partir de 2001, la Diócesis fue sacudida por divisiones entre los partidarios y oponentes a la reconciliación de la Iglesia Rusa en el Extranjero con el Patriarcado de Moscú, las que derivaron en cismas que lamentablemente hasta hoy se mantienen. Parte del clero diocesano optó por apoyar la separación, y fueron declarados interdictos por el Obispo Juan de Caracas en 2010.

El futuro Patriarca Kiril (entonces Metropolitano), junto al Metropolitano Hilarión y al Obispo Juan, en la Catedral de San Nicolás de Caracas, en Octubre de 2008

En 2008, el Concilio de Obispos de la Iglesia Rusa en el Extranjero nombró Obispo de Caracas y Vicario de la Diócesis de Sudamérica al Higúmeno Juan (Berzins), casi tres años después del fallecimiento de Vladyka Alejandro, tiempo en el que los Primados de la Iglesia Rusa en el Extranjero asumieron la guía de la diócesis;​ ese mismo año, se celebraron los “Días de Rusia en Sudamérica”, en la cual el histórico ícono de la Madre de Dios “Reinante” fue llevado a diversas iglesias de la diócesis en Venezuela, Brasil, Argentina, Chile y Paraguay, en compañía del coro del Monasterio Sretensky de Moscú. Por decreto del Sínodo de Obispos de 1 de Septiembre de 2009, el Obispo Juan fue designado Obispo Titular de Sudamérica, manteniendo su título de la ciudad de Caracas, pese a que el centro administrativo de la Diócesis sigue siendo la Catedral de la Resurrección ubicada en el barrio de Núñez, en Buenos Aires.

En 2016, el Patriarca Kiril de Moscú y Toda Rusia visitó la Parroquia de la Virgen del Manto Protector ubicada en el centro de la ciudad de Asunción, convirtiéndose esa en la primera ocasión en que un Patriarca Reinante visita una comunidad de nuestra diócesis.

El Patriarca Kiril durante la Divina Liturgia presidida por él en la Iglesia de la Virgen del Manto Protector en Asunción, en 2016.

A continuación ofrecemos algunos textos que hablan de la historia de esta parte de la Viña del Señor, en Sudamérica:

Diácono Roberto León: El Primer Sacerdote Ortodoxo Ruso de Chile

Diácono Roberto León: La Historia del Primer Sacerdote Ruso de Concepción, Chile

Igor Andruskiewitsch: Historia de la Iglesia Rusa en Argentina

Igor Andruskiewitsch: La Emigracion y Diáspora Rusa